El Consejo Nacional de Estudiantes de Derecho prevé «numerosas impugnaciones» al examen de acceso a la Abogacía

CONEDE. Esta asociación de reúne a los representantes de estudiantes de Derecho de las 60 universidades públicas y privadas que cubren la totalidad del territorio nacional, prevé que se vayan a producir «numerosas impugnaciones» ante la reciente celebración del examen de acceso a la abogacía, celebrado el pasado 6 de abril en toda España.

La primera gran queja, desde el punto de vista de CONEDE, es el cambio en la forma de formular las preguntas del examen.

«Respecto a la forma y redacción de muchas de las cuestiones, queremos mostrar nuestro más enérgico rechazo a las preguntas que han tenido una extensión fuera de lo razonable y, en muchos casos, ambiguas y carentes de una corrección formal y lingüística que debería resultar evidente en una prueba de este tipo«, dicen en un comunicado hecho público ayer.

«Esta falta de rigor a la hora de redactar las preguntas -que no debe solo atribuirse al Ministerio, sino también al resto de entidades que colaboraron en la redacción de la prueba- ha producido la desvirtuación total del examen de acceso y, por tanto, la alteración de las legítimas expectativas de todos los estudiantes examinados el 6 de abril», añade CONEDE.

La asociación de estudiantes recuerda que, de acuerdo con la normativa vigente, el examen debía haber sido una prueba teórico-práctica de respuestas múltiples que se ha transformado en una prueba plenamente práctica –de un modo indirecto–, sin tener en consideración a los estudiantes y al resto de la comunidad universitaria.

 «Puede apreciarse en preguntas que, más que tipo test, resultan ser extensos casos prácticos con opciones de respuesta múltiple», explica.

UN CAMBIO SORPRESIVO PARA DESINCENTIVAR A LOS EXTRANJEROS

De acuerdo con CONEDE, «este cambio sorpresivo solo puede entenderse desde la perspectiva de querer desincentivar a todos aquellos extranjeros que anualmente se examinan en España, produciendo esto, en primer lugar y como anteriormente se ha dicho, una limitación desmedida en el acceso a la abogacía y, en segundo lugar, la transformación del modelo de la prueba en una serie de casos prácticos con respuestas múltiples y con un temario amplísimo y no tipificado correctamente, lo que es, a todas luces, atentatorio contra las legítimas expectativas de los aspirantes».

La asociación estudiantil, asimismo, envía un mensaje de tranquilidad ante los rumores de que se va a cambiar el examen test por otro oral, que consideran falsos, y se ofrecen para intermediar entre los afectados y el Ministerio de Justicia y el Consejo General de la Abogacía Española para buscar vías de solución a este conflicto emergente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *